¿Es delito la suplantación de identidad o robo de identidad en Internet?

Suplantación de identidad en Internet

La suplantación de identidad en Internet deriva en un delito según el uso que se haga de ella. Una persona se hace pasar por otra con el fin de obtener beneficios, de generar un fraude u ocasionar un daño.

Si bien no existe una tipificación del robo de identidad digital, las circunstancias que concurren en cada caso pueden ser penalizadas por delitos ya establecidos para el uso de falsa identidad.

Podemos ayudarle

En Dexia Abogados somos abogados especialistas en delitos informáticos. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Elemento subjetivo

El usurpador de la identidad pretende ser otro ante los demás, pero mantiene su esencia en su vida. Atenta contra el estado civil de la víctima al sustituir su verdadera identidad, como ser individual, ante las visualizaciones de otros usuarios en la red.

Bien jurídico protegido

La suplantación de identidad vulnera la facultad de un tercero para relacionarse con otro. El bien jurídico es la seguridad de las relaciones jurídicas que se proyecta del estado civil vulnerado.

Tipos más frecuentes de suplantación de identidad en Internet

Los datos de los usuarios de diferentes productos y servicios en el ciberespacio son utilizados por otros para diferentes acciones. En la actualidad, la suplantación de identidad digital ha crecido de forma alarmante.

Estos son los tipos más frecuentes de robo de identidad en Internet.

Phising

El método más utilizado es el Spam. Diferentes publicidades llegan al correo de los usuarios con hipervínculos a una Web falsa. Una vez que se entra a esta, el hacker tiene la posibilidad de acceder a su información personal, cuentas bancarias, etc.

Suplantación de identidad en redes sociales

Los perfiles falsos o hackeos de cuentas son los casos más comunes en redes como Facebook, Twitter o Instagram.

  • En el primero de los casos se crea un perfil falso utilizando nombre e imágenes del real.
  • Cuando se trata del hackeo de cuenta, se bloquea la misma y el hacker tiene acceso y dominio sobre todos los datos que allí encuentra.

Es real que aún no está tipificado, pero sí se convierte en delito por vulnerar el derecho a la propia imagen, por ejemplo.

WhatsApp

El servicio de mensajería líder en los últimos años también es objetivo de los hackeos. El método más frecuente es la manipulación de mensajes que se envían a contactos reales con la identidad falsa. Mediante este sistema se generan noticias falsas, afecta la honorabilidad y hasta se cometen fraudes económicos.

Constituye delito contra el secreto de las comunicaciones, además de otros que pudieran surgir del uso de los datos.

Características y penas del delito de suplantación o robo de identidad en Internet

Los métodos utilizados permiten una primera clasificación para conocer el tipo de delito que podría existir. Las penas son variadas y se ajustan a las tipificadas para el mundo fuera de línea.

  • Creación de perfil falso: si solo se utiliza el nombre, pero ninguna información personal ni imagen, no constituye un delito. La única acción posible es la denuncia a la red social.
  • Perfil falso con imágenes o información: cuando además del nombre se utilizan datos personales del damnificado, como imágenes, puede constituir un delito contra el derecho de imagen protegido por el artículo 18 de la Constitución.
  • Acceso a servicios de usuario: los datos de la víctima se utilizan para acceder como usuario y realizar diferentes acciones. En principio se vulnera el derecho a la intimidad y el de descubrimiento y revelación de secretos. Pero, además, constituirá otros delitos según el uso, como por ejemplo una estafa.

Las penas serán diversas y para su aplicación se analizan los factores concurrentes.

  1. Tipo de delito cometido con la información obtenida mediante la suplantación de identidad en Internet.
  2. El daño que haya ocasionado a la víctima.
  3. El beneficio que el hacker haya logrado con el robo de identidad en Internet.
  4. La duración y reincidencia de este comportamiento.

Una vez definido cada caso concreto se aplican penas de multas y prisión según la gravedad.

Otros delitos derivados del robo de identidad en Internet

El objetivo de robar la identidad de otro es, habitualmente, utilizar esos datos falsos para cometer un delito. Los más comunes son:

  • Estafas informáticas
  • Calumnias e injurias
  • Apropiación de dinero de cuentas bancarias
  • Terrorismo informático
  • Grooming
  • Robo de datos económicos
  • Extorsión
  • Inmigración ilegal

¿Cómo proceder ante una suplantación o robo de identidad?

Cuando una persona detecta que su identidad ha sido suplantada debe actuar de inmediato. Los problemas asociados a este hecho pueden ser muy graves, desde un desprestigio social hasta una deuda millonaria en diferentes entidades financieras, por ejemplo.

Lo ideal es consultar urgente con un abogado especializado en suplantación de identidad.

Además, debe:

  • Recabar toda la información relacionada como mensajes, capturas de pantalla, correos electrónicos, etc.
  • Denunciar a la red social que corresponda para que se elimine la cuenta falsa.
  • Presentar la denuncia en el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Informar a la Oficina de Seguridad del Internauta.
  • Si han accedido a datos bancarios, informar a la entidad para que bloquee e impida cualquier actividad con las cuentas.

Robo de identidad y derecho al olvido

Según lo establecido por la Agencia Española de Protección de Datos, las personas que han sido víctimas de suplantación de identidad en Internet pueden solicitar el derecho al olvido.

Consiste en borrar de todos los motores de búsqueda la información falsa que ha atentado contra su reputación online.

El derecho al olvido se puede solicitar en primera instancia a las fuentes de información que correspondan. Si no obtiene respuesta, es posible hacerlo mediante la justicia.

Para concluir

La suplantación de identidad o robo de identidad en Internet constituye un delito en la gran mayoría de los casos. Si bien no está tipificado aún, se traslada a aquellos que sí lo están y que derivan del uso de la identidad falsa y al solo hecho de atentar contra el estado civil de las víctimas.

La prevención con las medidas de seguridad es fundamental. De igual manera, si ha sido víctima consulte de inmediato con un abogado especializado.

Concertar cita
Puede llamarnos al 91 641 19 69 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Especialistas en Penal
    Disponibles 24/7
    Presupuestos cerrados
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Serrano 93, 3º E 28006 Madrid, Comunidad de Madrid 91 641 19 69 [email protected]