¿Puede suspenderse un juicio para practicar nueva prueba? La sumaria instrucción suplementaria

Sumaria instrucción suplementaria

El juicio oral es el momento del proceso penal donde más incertidumbre se presenta, ya que puede ocurrir casi cualquier cosa.

Uno de los inesperados incidentes que pueden suceder es que algún testigo haga manifestaciones o retractaciones que supongan una alteración o afectación relevante de los hechos objeto del juicio.

Puede hacerse necesario para la defensa o la acusación algún medio de prueba para rebatir o indagar sobre aquellos extremos pero, ¿cómo hacerlo si en esta fase procesal ya ha concluido la instrucción de la causa y precluido el momento de proposición de prueba?  

La Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé una solución: la sumaria instrucción suplementaria.

Podemos ayudarle

En Dexia Abogados somos abogados especialistas en derecho procesal. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Índice

    1. ¿Qué es la sumaria instrucción suplementaria?
    2. Quién puede solicitar la suspensión
    3. Requisitos para admitir la suspensión del juicio y la instrucción suplementaria
    4. ¿Procede la instrucción suplementaria si lo que hay es una contradicción en los testimonios?
    5. ¿Puede darse la instrucción suplementaria en el procedimiento abreviado?

¿Qué es la sumaria instrucción suplementaria?

El artículo 746. 6 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dispone que cuando se produzca una alteración sustancial del objeto penal en el juicio a consecuencia de revelaciones o retractaciones inesperadas, es procedente que el Tribunal acuerde la suspensión.

No obstante, sólo es posible la suspensión en aquellos casos en que la alteración del objeto del proceso sea de tal magnitud que sea necesario algún elemento de prueba o la práctica de una sumaria instrucción complementaria.

Procederá además la suspensión del juicio oral en los casos siguientes:

(...)

6.º Cuando revelaciones o retractaciones inesperadas produzcan alteraciones sustanciales en los juicios, haciendo necesarios nuevos elementos de prueba o alguna sumaria instrucción suplementaria.

No se suspenderá el juicio por la enfermedad o incomparecencia de alguno de los procesados citados personalmente, siempre que el Tribunal estimare, con audiencia de las partes y haciendo constar en el acta del juicio las razones de la decisión, que existen elementos suficientes para juzgarles con independencia.

Cuando el procesado sea una persona jurídica, se estará a lo dispuesto en el artículo 786 bis de esta Ley.

Artículo 746.6º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

En este tipo de situaciones es posible que se planteen las llamadas “modificaciones de las conclusiones provisionales”, otra cuestión procesal de gran complejidad sobre la que hablamos en otro post.

Quién puede solicitar la suspensión

Esta es una cuestión de gran importancia y que expresamente regula el artículo 747 LECrim.

La suspensión del juicio por este motivo no podrá acordarse de oficio por el tribunal, sino que tendrá que ser alguna de las partes quien la solicite.

Pero no sólo eso, la parte que lo solicite deberá precisar qué concretas diligencias de prueba propone y su finalidad o, en su caso, el contenido de la instrucción complementaria (STS núm. 200/2017,  de 27 de marzo).

Requisitos para admitir la suspensión del juicio y la instrucción suplementaria

Este incidente procesal supone una confrontación entre varios principios esenciales del orden penal.

  • Por un lado, el derecho de defensa (art. 24.2 CE) hace necesario que se practique nueva prueba de descargo relativa a las nuevas manifestaciones.
  • Por otro lado, también rige el derecho a un proceso sin dilaciones indebidas y el principio de preclusión de las fases procesales.

La ponderación de estos intereses ha llevado al Tribunal Supremo a aclarar en su  recentísima STS núm. 677/2022, de 4 de julio (FJ 3) que:

“No toda aparición de nueva información abre la oportunidad de realizar una indagación complementaria y demorar la celebración o conclusión del juicio oral previsto o iniciado, sino que sólo es procesalmente admisible en aquellos supuestos en los que la insuficiencia del material probatorio inicialmente propuesto no deriva de un cambio de estrategia o de la inactividad o descuido de la parte, sino de una modificación de los elementos estructurales de los que debe defenderse, esto es, cuando se producen revelaciones inesperadas con una alteración sustancial del juicio, entendiendo que suponen el descubrimiento de aspectos que no eran conocidos y que resultan relevantes para el objeto del proceso”.

Además, aclara el Tribunal Supremo que la prueba que se proponga tendrá que cumplir con los ordinarios requisitos de pertinencia y necesidad.

Para que sea pertinente, debe existir una relación con el objeto del proceso, con el tema de la prueba: “Si aquello que se propone demostrar es ajeno a lo que la nueva decisión del proceso exige que sea demostrado, el medio es no pertinente”.

La necesidad, se identifica con la existencia de una relación instrumental ineludible entre el medio (la prueba) y lo que se trata de demostrar, “en el sentido de ofrecer un pronóstico de relevancia para la tesis de alguna de las partes”.

¿Procede la instrucción suplementaria si lo que hay es una contradicción en los testimonios?

Cuando en el acto del juicio un testigo que negó un extremo sobre los hechos investigados en la fase de instrucción, y después desdice en el juicio aquello que manifestó en instrucción o añade nuevos detalles pero sin alterar el objeto del proceso, no cabe la suspensión y la práctica de nueva prueba.

Reitera el TS que  en estos casos, la defensa puede actuar conforme a lo previsto en el artículo 714 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, esto es, pedir que se lea la declaración del testigo prestada en fase de instrucción y que aclare las contradicciones entre ambas versiones. 

La conclusión de todo lo expuesto es que en cada caso habrá de examinarse detalladamente si concurren o no los requisitos legales y jurisprudenciales para acordar la práctica de nueva prueba.

¿Puede darse la instrucción suplementaria en el procedimiento abreviado?

De conformidad con lo dispuesto en el -, el procedimiento abreviado se rige por las normas del procedimiento sumario con las especialidades previstas en su regulación propia.

Por lo tanto, salvo previsión contraria en su normativa, les son aplicables las causas de suspensión del artículo 746.6 LECrim. Luego, sí, es posible acordar una instrucción suplementaria.

Ahora bien, el artículo 788 LECrim prevé la especialidad de que la suspensión o aplazamiento del juicio dure un máximo de 30 días. En consecuencia, las pruebas o instrucción suplementaria acordadas, tendrán que practicarse en ese plazo.

Saray Contreras Fresneda
Saray Contreras Fresneda

Abogada especialista en derecho penal. Graduada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (promoción 2013/2017) y Máster Universitario en Acceso a la Profesión de Abogado (promoción 2017/2019).

En 2019 realizó con éxito el examen de Acceso a la Abogacía y desde junio de ese mismo año forma parte del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (colegiada número 131.327).

Contacte conmigo – Más sobre mí

Concertar cita
Puede llamarnos al 91 641 19 69 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Especialistas en Penal
    Disponibles 24/7
    Presupuestos cerrados
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Serrano 93, 3º E 28006 Madrid, Comunidad de Madrid 91 641 19 69 i[email protected]