El delito de estafa agravada

El delito de estafa agravada

El delito de estafa consiste en provocar, con ánimo de lucro y mediante engaño, que otra persona lleve a cabo por error un acto de disposición de un bien patrimonial en su propio perjuicio o en el de otros.

Cuando en la realización de la estafa se dan determinadas circunstancias que implican un mayor perjuicio o se ven afectados bienes de especial utilidad o valor, se incurre en un delito de estafa agravada.

Vamos a ver en qué consisten los distintos tipos de estafa agravada contemplados en el Código Penal y cómo se castigan.

Podemos ayudarle

En Dexia Abogados somos abogados especialistas en delitos de estafa. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

¿Qué elementos deben darse en el delito agravado de estafa?

Para entender cometido un tipo agravado de estafa, es necesario que se den, en primer lugar, los elementos propios de la estafa y, en segundo lugar, que concurran las circunstancias que contempla el artículo 250 del Código Penal

A continuación vamos a analizar detalladamente los elementos requeridos para el tipo básico de estafa y qué circunstancias deben concurrir para el tipo agravado.

¿Cuáles son los requisitos para el tipo básico de estafa?

El delito de estafa se entiende cometido siempre que se den los elementos descritos en el tipo básico, pero además, el artículo 249 contempla expresamente otras situaciones en las que también se entenderá que hay estafa, fundamentalmente cuando el delito se cometa por medio de programas informáticos o determinados medios de pago (tarjetas bancarias, cheques, etc.).

Los elementos necesarios para el delito de estafa en su tipo básico son los que recoge el artículo 248 del Código Penal en su definición:

Ánimo de lucro

No hay delito de estafa si el autor no actúa movido por el ánimo de lucro. Por tanto, el engaño debe tener como fin último obtener un beneficio económico a consecuencia de los actos de disposición del estafado. Se trata de un delito doloso.

Engaño bastante

Para que haya estafa debe haber engaño, y este se da cuando el estafador recurre a hechos falsos o con apariencia de realidad para inducir a error a la víctima.

Además, ha de ser un engaño bastante. El propio artículo menciona esta expresión, de lo que se deduce que solo hay estafa cuando el engaño tiene la suficiente entidad como para inducir a error a una persona de inteligencia media.

Perjuicio económico

El delito de estafa es un delito de resultado, ya que el propio tipo penal exige que se realicen actos de disposición patrimonial que provoquen un perjuicio económico. También los criterios para la fijación de la pena se basan en su mayoría en el valor de lo defraudado o en la gravedad de ese perjuicio económico. Así, si no hay perjuicio económico, no hay estafa. 

Por otro lado, si la cuantía de lo defraudado no excede de 400 euros, se trata de un delito leve castigado con una pena menor.

Relación de causalidad entre el engaño y el perjuicio económico

Del mismo tenor literal del artículo se deduce que tanto los actos de disposición que realiza la víctima como el propio perjuicio económico deben ser una consecuencia directa del engaño provocado por el autor de la estafa.

¿Qué circunstancias concurren en el delito agravado de estafa?

La pena establecida para el tipo básico de estafa es de prisión de 6 meses a 3 años, correspondiente a un delito menos grave.

Sin embargo, si, además de darse todos los elementos necesarios para el delito básico de estafa, concurren las circunstancias del artículo 250, la pena se agrava, consistiendo en pena de prisión de 1 a 6 años y multa de 6 a 12 meses. 

Este artículo no contempla circunstancias agravantes, sino tipos agravados del delito en función de las circunstancias que concurren.

Los distintos tipos agravados del delito de estafa que recoge el Código Penal son:

Estafa agravada por afectar a bienes determinados

Se da este tipo agravado cuando la estafa recae sobre bienes de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social (artículo 250.1.1º), o bien cuando recae sobre bienes integrantes del patrimonio artístico, histórico, cultural o científico (artículo 250.1.3º).

Estafa agravada por la gravedad del perjuicio

También existe un tipo agravado de estafa cuando el perjuicio que sufren la víctima o su familia reviste especial gravedad y los deja en una situación económica precaria (artículo 250.1.4º) y también si el valor de lo defraudado supera los 50.000 euros o afecta a un número elevado de personas (250.1.5º).

La jurisprudencia afirma que cuando se produce una estafa continuada en el tiempo y el valor de lo defraudado supera los 50.000€ en total, no se está ante una modalidad agravada pero sí ante un delito continuado. Exige para apreciar la modalidad agravada que la cantidad de 50.000€ se haya defraudado en un único acto de disposición.

Estafa agravada por abuso de confianza

Si el autor de los hechos comete la estafa abusando de la firma de otro, o sustrayendo, ocultando o inutilizando, en todo o en parte, algún proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial de cualquier clase, también se considera una conducta especialmente reprobable (artículo 250.1.2º).

Este tipo comparte características con la estafa que se comete abusando de las relaciones existentes entre el estafador y la víctima, o aprovechando la propia credibilidad empresarial o profesional (artículo 250.1.6º).

Estafa agravada por fraude procesal

Se castiga también con una pena agravada la estafa que consiste en obtener una resolución judicial que perjudique económicamente a la otra parte o a un tercero, valiéndose de la manipulación de las pruebas o de cualquier otro fraude procesal análogo que induzca a error al juez o tribunal (artículo 250.1.7º).

Por tanto, para apreciar este tipo agravado es necesario que se produzca el resultado que menciona el artículo. La jurisprudencia admite su comisión en grado de tentativa.

Estafa agravada por reincidencia

La reincidencia en el delito de estafa también constituye un tipo agravado, si el autor de los hechos ha sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos de estafa, siempre que sus antecedentes penales no estén cancelados o deban estarlo (artículo 250.1.8º).

Estafa agravada por el alto importe defraudado

En este caso, se trata de un tipo especialmente agravado, ya que, si el valor de lo defraudado es superior a 250.000, independientemente de la naturaleza de los bienes afectados, la pena prevista es de prisión de 4 a 8 años y multa de 12 a 24 meses.

Estafa agravada por concurrir distintas circunstancias agravantes

Finalmente, se prevé también pena de prisión de 4 a 8 años y multa de 12 a 24 meses para el supuesto de que concurran en una misma conducta varias circunstancias agravantes, concretamente, si la estafa afecta a bienes de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social y, además:

  • Reviste especial gravedad, es decir, se produce un perjuicio especialmente grave a la víctima o su familia, o bien, el valor de lo defraudado supera los 50.000 euros o afecta a un número elevado de personas.
  • Se comete con abuso de confianza, es decir abusando de las relaciones con la víctima, o de la propia credibilidad empresarial o profesional.
  • Se trata de una estafa procesal, por la que se induce a error al juez o tribunal para que resuelva provocando un perjuicio económico a otros.
Dexia Abogados
Dexia Abogados

En Dexia Abogados encontrará un despacho de abogados penalistas en Madrid con más de 10 años de experiencia.

Nos dedicamos en exclusiva al derecho penal, por eso podemos garantizarle que somos verdaderos especialistas. Trabajamos con el objetivo principal de encontrar la mejor solución para nuestros clientes.

Contacte con nosotrosNuestro equipo

Concertar cita
Puede llamarnos al 91 641 19 69 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Especialistas en Penal
    Disponibles 24/7
    Presupuestos cerrados
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Serrano 93, 3º E 28006 Madrid, Comunidad de Madrid 91 641 19 69 [email protected]