El delito de extorsión en el Código Penal

Delito de extorsión

El delito de extorsión en el Código Penal se encuentra entre los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico. Una persona obliga a otra mediante el uso de violencia o intimidación a un acto o negocio jurídico u omisión con fines de lucro.

Es importante aclarar que el marco legal no se limita únicamente a la entrega de dinero. Este concepto se amplía a todo perjuicio patrimonial a la víctima o un tercero que pudiera resultar del hecho.

Podemos ayudarle

En Dexia Abogados somos abogados especialistas en delitos de extorsión. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Elementos del delito de extorsión

El Código Penal establece con claridad los elementos que constituyen el delito de extorsión.

El que, con ánimo de lucro, obligare a otro, con violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio jurídico en perjuicio de su patrimonio o del de un tercero, será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años, sin perjuicio de las que pudieran imponerse por los actos de violencia física realizados.

Artículo 243 del Código Penal

Violencia o intimidación

El autor debe utilizar la violencia o intimidación sobre la otra parte para conseguir su objetivo. Es un requisito para el delito de extorsión.

Estas situaciones pueden ser de manera directa o en el inmediato y se entienden como tales:

  • Violencia: privación de la libertad o inmovilización por un lapso de tiempo breve.
  • Intimidación: anuncio de mal posible, grave, inmediato. Es suficiente con la palabra o actitudes que generan miedo en el destinatario.

Acto o negocio jurídico

La realización u omisión de un acto o negocio jurídico es el otro elemento clave en la extorsión. No se trata solo de entregar dinero a cambio. Es más amplio y se puede incluir acciones inmobiliarias, firmas de documentos, etc.

Perjuicio patrimonial

La omisión, acción o negocio jurídico que surge de la violencia o intimidación lleva a un perjuicio patrimonial. Esto atenta con el patrimonio del intimidado o de un tercero.

Con estos elementos presentes, más la intención de lucro, se determina la existencia del delito de extorsión. El beneficio económico o patrimonial resultante se puede dar a favor del sujeto activo o de otra persona.

Sujetos del delito de extorsión

Se identifican dos tipos de sujetos:

  1. Activo: es quien ejerce la intimidación o violencia para doblegar a otro. Puede ser cualquier persona.
  2. Pasivo: es la persona afectada por quien comete el hecho delictivo. Puede ser quien posea el patrimonio o un tercero que tenga facultad para disponer.

Penas para el delito de extorsión

El Código Penal español prevé penas de prisión de uno a cinco años por el delito de extorsión.

Será posible agravar la condena por la concurrencia de otros delitos utilizados para doblegar a la víctima. Un claro ejemplo es aumentar la pena de extorsión por delitos de privación de la libertad.

Diferencia entre extorsión y amenazas, chantaje y coacciones

La diferenciación con estos delitos se deriva de su definición en el Código Penal. Si bien, son similares poseen sus propias características.

  • La amenaza es el anuncio de un mal a otra persona o familiar de éste. Dentro de las amenazas se encuentran aquellas cuyo mal constituyen o no delito y pueden ser condicionales o no.
  • El chantaje es el anuncio de difundir un hecho no conocido públicamente que atente contra la fama, el crédito o el honor de las personas. Se exige a cambio una recompensa, en la mayoría de los casos económica.
  • Las coacciones significan obligar a otros a hacer lo que no quieren o prohibirles lo que la ley no les prohíbe mediante la violencia.

En algunos casos estas figuras pueden suscitar confusión para el común de las personas entre los distintos conceptos. Sin embargo, un abogado penalista conocedor de las leyes y la jurisprudencia sabe cuál es la figura que corresponde a cada circunstancia.

La extorsión debe cumplir con los elementos constitutivos expresados arriba. Si un hecho puede ser encuadrado en dos figuras siempre se opta por denunciar el delito de extorsión.

Diferencia del delito de extorsión con el de robo con intimidación

Cuando se analizan ambos casos se observa que existe un ánimo de lucro por parte del sujeto pasivo. Es decir, su finalidad es el beneficio propio económico. Del mismo modo, en ambos supuestos se manifiesta la intimidación o la violencia como método para obtener el resultado deseado.

La diferencia entre robo y extorsión es que en el robo el sujeto pasivo entrega o es despojado de sus bienes por el miedo que le infringen. Mientras que en la extorsión es obligado a omitir o efectuar un acto o negocio jurídico, es decir, doblegan su voluntad.

Ejemplos de sentencias en el delito de extorsión

Ejemplo de absolución

En sentencia 17.11.2017 la Audiencia Provincial de La Coruña resuelve la absolución de los acusados en delito de extorsión. Los motivos de la absolución se basan en la falta de acreditación de elementos constitutivos del delito penal.

Durante el procedimiento se expuso que la parte demandante accedió a devolver el dinero al coacusado. Es decir, no existe un acto o negocio jurídico producido por la intimidación del acusado.

Ejemplo de condena en un delito de extorsión

En sentencia 30.12.2009, Audiencia Provincial de Valladolid, se condena al acusado a 3 años de prisión por el delito de extorsión. En este caso se puede comprobar la existencia de elementos básicos establecidos:

  • Intimidación, el sujeto perseguía por la calle a la demandante, se apersonó en su casa, la acompañaba a una entidad bancaria para que extrajera dinero.
  • Acto jurídico, por el miedo que le generaba la insistencia se entregó dinero en varias ocasiones, además de ir a la entidad bancaria para darle más.
  • Perjuicio patrimonial: la mujer de 84 años de edad se ve afectada en su patrimonio, al entregar parte del dinero destinado a sus necesidades básicas al acusado, por miedo ante sus actos intimidatorios.

Conclusión

El delito de extorsión está claramente definido en el Código Penal. Se requiere que concurran todos sus elementos para ser contemplado como tal. Intimidación o violencia, que la víctima haga o deje de hacer un acto o negocio jurídico como consecuencia de la intimidación y que exista un perjuicio en su patrimonio o de un tercero.

No será considerada extorsión si se entrega un bien o derecho por miedo o voluntad sin mediar ningún acto jurídico. Esta figura tiene similitudes con otros delitos como amenazas, chantaje, coacciones y robo con intimidación. Sin embargo, la jurisprudencia ha sentado las diferencias para su resolución.

Concertar cita
Puede llamarnos al 91 641 19 69 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Especialistas en Penal
    Disponibles 24/7
    Presupuestos cerrados
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Serrano 93, 3º E 28006 Madrid, Comunidad de Madrid 91 641 19 69 [email protected]