¿Se puede condenar a una persona con una denuncia sin pruebas?

Condenar denuncia sin pruebas

La respuesta es no, pero son muchos los delitos en los que no existe más prueba que la versión de la propia víctima. A continuación vamos a explicar si su relato puede ser concluyente para condenar al responsable de los hechos.

El relato de la víctima se considera prueba y en determinadas ocasiones fundamental, pero para ello tiene que valorarse por el Juez o Tribunal que enjuicie.

Podemos ayudarle

En Dexia Abogados somos abogados especialistas en derecho penal en Madrid. Si necesita un despacho penalista con amplia experiencia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Si se denuncia a una persona sin pruebas, ¿se le puede condenar?

Como es evidente, si no existe literalmente prueba alguna, no se puede condenar a la persona denunciada, puesto que, precisamente, la condena solo se puede producir en la medida en que exista alguna prueba. Ahora bien, cuestión distinta es que la versión del denunciante pueda constituir una prueba.

Por lo tanto, lo que sí puede suceder es que se condene a la persona denunciada solo por la declaración del denunciante y víctima del delito. De hecho, es algo que ocurre. Ahora bien, como veremos en el siguiente apartado, es necesario que se cumpla una serie de requisitos.

Hay que tener en cuenta que, de no ser así, serían muchos los hechos delictivos que quedarían impunes; especialmente, en el ámbito de los delitos sexuales, donde lo habitual es que estén solos el agresor y la víctima, y que no haya más pruebas posibles que la versión de esta última. También podría ocurrir habitualmente en los delitos de violencia de género.

¿Qué requisitos debe reunir la versión de la víctima para ser prueba suficiente?

La presunción de inocencia es un derecho fundamental, consagrado en el artículo 24.2 de la Constitución Española. Conforme a dicho derecho, todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

Así las cosas, es necesario que la versión de la víctima reúna ciertos requisitos para poder ser considerada una prueba de cargo que puede desvirtuar esa presunción de inocencia y derivar en una sentencia de condena. Dichos requisitos han sido definidos por la jurisprudencia, y se trata de los siguientes:

Ausencia de incredibilidad subjetiva

Esto quiere decir que no se deduzca de las relaciones entre el acusador y el acusado que puede haber un móvil por parte del primero como el resentimiento, la enemistad, la venganza o similares, que puedan restar a su relato la credibilidad necesaria.

También se tendrán en cuenta las propias características físicas o psicoorgánicas del acusador: su grado de desarrollo y madurez; y en qué medida pueden afectar a la credibilidad de su relato determinados trastornos mentales o enfermedades como el alcoholismo o la enfermedad.

Verosimilitud

La verosimilitud supone, en definitiva, la credibilidad objetiva del relato de la víctima, que tiene que estar basado en la lógica (lo que se ha venido a denominar coherencia interna) y estar apoyado en datos objetivos de corroboración de carácter periférico (lo que se ha denominado coherencia externa).

Este último punto de la coherencia externa quiere decir, en otras palabras, que haya elementos que se añadan al propio relato de la víctima, como pueden ser: manifestaciones de otras personas que aunque no constituyan propiamente un testimonio sobre lo sucedido, puedan de alguna forma apoyar la verosimilitud de la versión de la víctima; pruebas periciales; lesiones, etc..

Ahora bien, esta condición tiene que ponderarse en aquellos casos en los que se trate de delitos no puedan ser corroborado de forma alguna, por las propias circunstancias que concurran en los hechos.

Persistencia en la incriminación

La incriminación debe ser prolongada en el tiempo, plural, sin ambigüedades ni contradicciones, pues al tratarse de la única prueba frente a la negativa del acusado, que se declara inocente, prácticamente solo se puede evitar su indefensión permitiéndole que cuestione eficazmente la declaración del acusador, poniendo de relieve las contradicciones del mismo en su relato.

Saray Contreras Fresneda
Saray Contreras Fresneda

Abogada especialista en derecho penal. Graduada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (promoción 2013/2017) y Máster Universitario en Acceso a la Profesión de Abogado (promoción 2017/2019).

En 2019 realizó con éxito el examen de Acceso a la Abogacía y desde junio de ese mismo año forma parte del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (colegiada número 131.327).

Contacte conmigo – Más sobre mí

Concertar cita
Puede llamarnos al 91 641 19 69 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Especialistas en Penal
    Disponibles 24/7
    Presupuestos cerrados
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Serrano 93, 3º E 28006 Madrid, Comunidad de Madrid 91 641 19 69 [email protected]