Blog

El delito de amenazas y sus tipos

Dentro de los delitos contra la libertad encontramos el delito de amenazas, que a su vez tiene varios tipos que a continuación desglosaremos, pero antes vamos a definir qué son las amenazas.

Entendemos que hay amenazas cuando se realiza una acción o se emite una expresión con la que se anticipa a la pretensión de hacer daño o de poner en peligro a otra persona.

Leer artículo

El delito de alzamiento de bienes

Se considera que se ha consumado un delito de alzamiento de bienes cuando se elude el pago de responsabilidades perjudicando al acreedor de dichas obligaciones. Todas esas conductas fraudulentas serán castigadas por el Código Penal, puesto que constituyen un atentado contra el orden socioeconómico.

Leer artículo

¿En qué consiste el delito de estafa?

Entendemos que comete una estafa el que, con ánimo de lucro, utiliza un engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

Leer artículo

¿Qué es el Dolo?

El Derecho Penal español está regido por el principio de culpabilidad, que significa que para imponer una pena a un sujeto es preciso que se le pueda culpar o responsabilizar del hecho que motiva su imposición; este principio se materializa mediante las formas de la culpabilidad que son: el dolo y la imprudencia.

Leer artículo

El ensañamiento como agravante de la responsabilidad criminal

La conducta de ensañamiento alude al hecho de agredir a un individuo de forma exagerada, desproporcionada y repetida. Esta acción se lleva a cabo a conciencia por el sujeto activo del delito, razón por la que el Código Penal contempla penas más graves para aquellos que emplean este agravante en sus hechos punibles.

Leer artículo

Delito de injuria

La injuria es una acción o expresión que lesiona la dignidad de otro individuo, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

Leer artículo

Delito de coacciones

Un delito de coacciones se comete cuando una persona impide a otra con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, o cuando le compeliera a efectuar lo que no quiere, ya fuera justo o injusto.

Leer artículo